Ir a contenido
El ABC del Tejido

El ABC del Tejido

¿Teje bien, mal o más o menos? No importa. Si tiene ganas de aprender, puede mejorar su técnica y, por tanto, los proyectos que realice. Le entregamos algunas claves para que sus tejidos resulten perfectos.

Lograr que un tejido quede con las medidas exactas que necesitamos, es algo que generalmente nos preocupa al iniciar una labor. Y no hay nada más frustrante que, al momento de terminar nuestro proyecto, nos encontremos con que no quedó como lo habíamos soñado. Para que eso no le ocurra, siga algunas recomendaciones fáciles de aplicar:

1.- Antes de partir…

Lo primero que le aconsejamos es leer bien la información que el fabricante incluye en las etiquetas del material que usaremos. En ellas podrá encontrar indicaciones como: gramos, cantidad de metros, características del hilado, nº de palillos requerido y recomendaciones para el lavado y secado, etc.

2.- Tensión del tejido

Está comprobado que la forma de tejer es muy personal en cuanto a la tensión con que se hace, lo que determinará qué tan suelta o apretada quede la labor. Este resultado dependerá directamente de las características del material con que tejeremos, el número de los palillos, el punto utilizado y, como dijimos al comienzo, la tensión ejercida  al trabajar. Para que esta resulte perfecta, le recomendamos tejer una pequeña muestra, en la cual no solo podrá calcular la cantidad de material que deberá utilizar, sino también cuántos puntos y corridas tendrá que realizar para lograr el tamaño deseado.

¿Cómo hacerlo? Urda una cantidad de puntos que no sobrepase los 10 cm, y teja un cuadrado con los palillos, la lana y el punto elegido. Si nota que la tensión es muy apretada, le sugerimos tejer con palillos de un número mayor; si por el contrario resulta muy suelta, deberá usar unos  más pequeños.

Respecto de lo anterior, también hay que tener en cuenta que tratándose de una lana muy delgada, a veces es necesario usar un palillo grueso, ya sea para obtener un resultado “vaporoso” o porque el tipo de lana así lo requiere (como es el caso de los mohair o angoras, cuyo pelo tan característico se apelmazará rápidamente si tejemos con un palillo fino).

3-. Tomar medidas

Para determinar la talla real de la prenda que realizará, tome todas las medidas del cuerpo: contorno, busto, cintura, cadera, largo de talle y de manga (si será corta, larga o ¾), y ancho de la manga.

Una vez obtenidas las medidas, le recomendamos que dibuje un molde en papel o, si lo prefiere, en cartulina, sobre el que podrá ir poniendo el tejido mientras va avanzando. De este modo, si nota que las medidas no corresponden, podrá corregir el error.

TABLAS DE MEDIDAS

En las siguientes tablas encontrará las tallas y medidas necesarias para mujeres, hombres y niños de entre 2 y 12 años (inclusive), y bebés de hasta 2 años, en las que podrá basarse al empezar a tejer una prenda. También le entregamos una tabla de medidas para tejer gorros (bebés, niños, adolescentes y hombres). Todas están expresadas en centímetros.

Tallas 40 42 44 46 48 50
  cm in cm in cm in cm in cm in cm in
Contorno de busto 84 33,6 88 35,2 92 36,8 96 38,4 102 40,8 108 43,2
Contorno de cadera 88 35,2 92 36,8 96 38,4 100 40 106 42,4 112 44,8
Largo de manga 57 22,8 58 23,2 59 23,6 60 24 61 24,4 62 24,8

Hombres

Tallas Small Medium Large
  cm in cm in cm in
Contorno de pecho 88 34,6 98 38,6 108 42,5
Contorno de cadera 92 36,2 102 40,2 112 44,1
Largo de manga 62 24,4 64 25,2 66 26
             

 

Niños de 2 a 12 años

Años 2 4 6 8 10 12
  cm in cm in cm in cm in cm in cm in
Contorno de tórax 58 22,8 62 24,4 66 26 70 27,6 74 29,1 78 30,7
Alto del costado hasta la sisa 23 9 25 9,8 28 11 32 12,6 34 13,4 36 14,2
Alto de sisa 12 4,7 13 5,1 14 5,5 15 5,9 16 6,3 17 6,7
Largo de manga a la sisa 23 9 26 10,2 29 11,4 32 12,6 34 13,4 36 14,2

Tabla de medidas bebés hasta 2 años

Tamaño 1° Tamaño (0 a 3 meses) 2° Tamaño (3 a 6 meses) 3° Tamaño (6 a 9 meses) 1 año 2 años
  cm in cm in cm in cm in cm in
Largo a la sisa 15 6 16 6,4 18 7,2 21 8,4 23 9,2
Contorno 40 16 44 17,6 49 19,6 56 22,4 61 24,4
Largo de manga a la bocamanga 15 6 16 6,4 19 7,6 21 8,4 23 9,2
Alto de sisa 7 2,8 8 3,2 9 3,6 11 4,4 12 4,8
Tamaño 1° Tamaño (0 a 3 meses) 2° Tamaño (3 a 6 meses) 3° Tamaño (6 a 9 meses) 1 año 2 años
  cm in cm in cm in cm in cm in
Largo de tiro 18 7,2 20 8 22 8,8 22 8,8 23 9,2
Largo de piernas desde entrepiernas 16 6,4 18 7,2 20 8 25 10 30 12
Cintura 48 19,2 49 19,6 50 20 52 20,8 55 22

Tabla de medidas gorros - Bebés, niños, adolescentes, mujeres y hombres (en cm)

*La siguiente tabla determina la circunferencia y altura necesarias para tejer un gorro.

Circunferencia Altura
   
Recien nacido: 33 a 35 cm Gorro altura: 11,5 a 12 cm
Bebé 3-6 meses: 35 a 43 cm Gorro altura: 13 a 13,5 cm
Bebé 6-13 meses: 42 a 49 cm Gorro altura: 14 a 15 cm
Niñ@ 1-3 años: 46 a 51 cm Gorro altura: 15,5 a 16 cm
Niñ@ 3-10 años: 48 a 52 cm Gorro altura: 16,5 cm
Adolescentes: 52 a 56 cm Gorro altura: 19 cm
Mujer: 55 a 59 cm Gorro altura: 20,5 a 21 cm
Hombre: 59 a 62 cm Gorro altura: 22 cm

4.- Abreviaturas y simbologías

Otras dificultades que solemos encontrar cuando intentamos entender las instrucciones y diagramas utilizados en libros y revistas de tejido, se refieren a las abreviaturas y simbologías. Para simplificar, le aconsejamos leer siempre toda la información que se entrega en este sentido. Solo así tendrá claro cómo realizar la prenda elegida.

Mientras las abreviaturas se utilizan para disminuir el espacio que requiere la instrucción, las simbologías nos indican de un modo didáctico cómo ejecutar los puntos.

5.- Aumentos y disminuciones

Los aumentos y disminuciones son los que van dando forma a un tejido. Se pueden realizar tanto al comienzo de la labor, como también entremedio de una corrida. Es importante ir haciéndolos en forma gradual.

Respecto de los aumentos, su principal función es proporcionar mayor medida a ciertas partes del tejido. También son muy utilizados en puntos de fantasía que, al realizarse, deben ser compensados con disminuciones en la misma corrida o en la siguiente, con el fin de que no varíe la cantidad de puntos originales.

Existen varios tipos de aumentos: invisibles, intercalados o con lazada. Además de proporcionar anchura al tejido, estos también son parte decorativa en la labor.

Las disminuciones, por su parte, se utilizan para angostar un tejido, lo que se logra eliminando puntos del palillo. Además son necesarias para dar forma a mangas, cuello y hombros. Si son compensadas con aumentos, dan origen a puntadas de fantasía. Se pueden realizar al comienzo de una corrida, como también al final y/o entremedio (ello implicará que el tejido quede dividido, por lo que se seguirá tejiendo cada pieza en forma separada). 

6.- Escotes

La elección del tipo de escote será fundamental a la hora de optar por un diseño de tejido, ya que determinará las disminuciones que deberemos realizar y la cantidad de material que necesitaremos.

Existen varios tipos de escotes. Los más conocidos son: redondo, “en V”, bote y cuadrado.

Escote redondo: se puede realizar tanto para cuellos altos como para aquellos más rebajados. En los dos casos, las disminuciones se hacen cada dos corridas en ambos lados del cuello. Para lograr escotes redondos tipo “polo”, se recomienda comenzar con la abertura de la siguiente manera: a  4 cm del alto total para niño, y a 5 cm para adultos. Los puntos que quedarán luego de las disminuciones, darán origen al hombro. En caso de realizar un escote más rebajado, la cantidad de centímetros que debemos tener al comenzarlo es de 7,5 a 10 cm, desde el cierre del hombro. Ahora, si requiere de un escote más pronunciado, también conocido como escote “en U” -cuya forma es más larga que ancha-, comience las disminuciones entre 15 a 17,5 cm más abajo del hombro.

Escote “en V”: para lograr este tipo de escote, debemos dividir el delantero por la mitad y seguir tejiendo ambos lados por separado. Si el número de puntos del delantero es impar, haga una disminución en el centro antes de dividir la labor. Generalmente, la división para este escote se comienza a la altura de la sisa, entre 18 y 23 cm de la altura total. Luego, las disminuciones se realizarán cada 4 corridas, tomando 2 puntos juntos en el borde del escote. También puede hacer estas disminuciones a 2 o más puntos del borde, en cuyo caso deberá tener la precaución de realizarlas con inclinaciones en sentido contrario según el lado del delantero que esté tejiendo.

Escote bote: se logra cerrando los puntos del delantero sin hacer ningún tipo de rebaje, y lo que genera el efecto “bote” es el peso del material con el que se está tejiendo. En ocasiones, para que no quede tan apegado al cuello, se puede realizar haciendo un par de disminuciones en ambos lados de los hombros, pero dejando el rebaje del cuello bastante recto.

Escote cuadrado: se realiza cerrando los puntos centrales del escote. Hay que comenzar a 10 o 15 cm bajo el hombro.

 

7.- Sisas y mangas

Las sisas corresponden al rebaje que hay que realizar en el delantero y espalda del tejido, y tienen plena concordancia con las mangas, ya que van unidas con la costura. Existen varios tipos de mangas, como la manga pegada, raglan, kimono y semi raglan, entre otras. Las más usadas son las tres primeras. 

8-. Costuras

La costura de una prenda es otra de las terminaciones fundamentales de un tejido. Existen varias formas de hacerla, ya sea juntando borde con borde, o punto con punto; o bien, por el derecho del tejido o por el revés.

Para realizar las costuras, podemos emplear tanto aguja de lana como palillos, tejiendo y cerrando los puntos al mismo tiempo. También sirve el crochet, especialmente para lograr costuras creativas.

Lo más adecuado es hacerlas con el mismo material del tejido, a menos de que este sea muy irregular y no sirva para coser. De ser así, se sugiere cambiarlo por uno más parejo y de un color muy similar. Hay ocasiones en que la costura forma parte del diseño del tejido, por lo que optamos por hacerla en otros colores.

Artículo siguiente Crear desde la diversidad