fbpx

Renovando cojines

Si tienes algún cojín cuyo estampado se desgastó con el tiempo, ¡no lo botes! Puede ser una buena base para comenzar otro gran proyecto, aplicando entretenidas técnicas manuales.

Estamos en pleno verano y, obviamente, el sol no solo es un enemigo para nuestra piel, sino también para los cojines de tela, que se destiñen y pierden todo su encanto. Sin embargo, su forma suele mantenerse en perfectas condiciones. Bueno, te sorprenderá todo lo que puedes hacer con ellos, logrando una nueva tela que, me atrevo a decir, te puede quedar más linda y atractiva que la inicial.

Entre los materiales que podrías intentar usar para rescatar estos cojines, se hallan las pinturas para telas. Están disponibles en frascos, pero también en lápices tipo plumón, los que resultan muy fáciles de aplicar, son resistentes al agua y existen en varios colores. Si te decides por pintar, te quiero dar un consejo: pon un cartón entremedio del cojín, para que la pintura no pase a la parte trasera. Lo puedes hacer reutilizando alguna caja de desecho. Te aconsejo que sea de un material firme, para que la superficie te quede lisa y pareja, y te permita pintar sin dificultad. Además, no olvides leer cuidadosamente las instrucciones de las pinturas que utilizarás, para que el resultado te quede ¡impecable!

Ahora, si te gusta bordar, podrías probar bordando los contornos, respetando los mismos colores vivos de la tela original o, si prefieres, utilizando otros. ¿Por qué no? En el mercado existe una amplia gama de tonalidades y tipos de hilos. Si quieres lograr algo de textura con las puntadas, te recomiendo los hilos perlé, que son un poco más gruesos que las tradicionales madejitas. Elije hilos de buena calidad, para que el trabajo te dure y no se destiña. Borda con una aguja con punta suave y cuyo ojo te permita pasar suavemente el hilo. En ocasiones, cuando el hilo queda muy apretado en el ojo de esta, tiende a cortarse con mayor frecuencia. ¡No comiences con nudos!, ya que con el tiempo y los lavados, estos se desarman. Es mejor pasar la hebra entre la tela y luego comenzar a dar las puntadas. Si ello te complica, deja al comenzar y por el revés de la tela unos 4 cm de hilo, da las primeras puntadas y después entrelaza el hilo sobre el revés de las puntadas.

También podrías aplicar algunas mostacillas, cambiando así completamente el look que tus cojines tenían en un comienzo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat