fbpx

¿El Bullet Journal ya se apoderó de tu vida?

Al comienzo de cada año nos imponemos propósitos para cumplir: terminar un trabajo, comer sano o dejar de comprar libros si es que no has terminado los que ya tienes. En resumen, muchas de estas metas o responsabilidades no las cumplimos o las olvidemos por completo. El ritmo del día a día aumenta y es difícil sentirnos organizados, mientras el tiempo pasa y nos dejamos estar física y emocionalmente.

Bullet Journal es el cambio de paradigma que necesitas, sobre todo cuando las agendas tradicionales y la tecnología no son suficientes para ordenarnos. El BuJo -como lo llaman sus seguidores- es un sistema de organización que puedes personalizar a tu gusto. En el que puedes anotar listas, crear tus propios símbolos que representen acciones, eventos, tareas y más. Este singular método permite recuperar el tiempo y valorarlo desde una mirada diferente.

Nosotros en Materiaprima creemos que vas a disfrutar de crear tu propio Bullet Journal. Tal como lo define su creador Ryder Carroll:

“Analizar el pasado, organizar el presente y planificar el futuro”

 

Carroll se enfrentó a las limitaciones del Síndrome de Déficit Atencional desde una temprana edad, en búsqueda de cómo lidiar con ello creo el BuJo. Lo que se terminó por transformarse en una herramienta de apoyo no solo para él, sino para todo el mundo que compartía las mismas inquietudes. En la actualidad existe un movimiento de cientos de miles de personas que utilizan este mecanismo, se comparten consejos, diseños y conversaciones que conforman del BuJo un estilo de vida.

El uso excesivo de redes sociales produce distracción y estrés, según consignan varios estudios científicos. Pasar varias horas viendo el computador o celular, aumenta los niveles de ansiedad y la postergación de responsabilidades. Utilizar un Bullet Journal permite dar orden e ir más allá de lo práctico.

Usar el tiempo a nuestro favor es tomar conciencia de cómo invertimos nuestro tiempo. Realizar actividades de nuestro interés como estudiar un idioma e ir marcando nuestro avance logra una conversación íntima entre el BuJo y uno. Porque es realmente impresionante leernos, observar nuestras anotaciones, inquietudes hasta cómo nos sentíamos en determinado momento.

Lo bueno de tener la libertad de esta forma de organización es que puedes realizar las típicas barras de porcentaje de tareas, que a medida que la vamos rellenando, al momento de terminar podemos encontrar una frase que nos felicite por llegar a la meta.

 

Cómo empezar tu BuJo

 

Todo comienza y termina con una lista cuando pensamos en cómo organizarnos, el enfoque del Bullet Journal se concentra en eso junto con la inclusión de elementos de uso común.

 

El primer paso es conseguir un cuaderno común, te recomendamos uno que tenga hojas punteadas ya que permite una mejor orientación para escribir y dibujar los símbolos que quieras. Luego tienes que dividir tu BuJo en módulos y colecciones, los primeros son cuatro; el índice, un registro diario, mensual y futuro.

 

El módulo del registro diario nos permite organizar un día en específico con sus actividades y notas necesarias. Se aplica lo mismo con las secciones semanales y mensuales, cual sea la planificación tendrá su propio espacio. Esta es la gracia del sistema, su flexibilidad permite adecuarlo a nuestras vidas.

 

Al final del día puedes revisar las listas que habías escrito para revisar cómo fue tu desempeño. Las tareas que no hayas podido completar, las puedes hacer migrar al módulo del registro futuro para luego moverlas al mensual y tachar las que consideres que no vas a realizar.

 

El índice nos permite indicar el contenido de nuestro BuJo. Tal como si fuera un libro con sus capítulos, la importancia de este es que representa la puerta de entrada a nuestro sistema de organización. Determina en qué parte se ubicarán tus secciones. Para el registro futuro deberás determinar el plazo en que usarás este BuJo y así planificar a grandes rasgos tu tiempo. En términos del mes, debes dedicar dos páginas

 

Además, Carroll incluye este uso de signos para facilitar el ritmo de tu BuJo. Para ello tienes que escribir justo al lado de cada anotación el símbolo, dibujo o claves que vayas a escoger. Como por ejemplo un registro rápido de nuestras tareas es usar check boxes, círculos, tickets o bullets. Pero en realidad puedes diseñarlos y darles la importancia que quieras, sean nubes, stickers, etcétera.

 

Independiente de los símbolos, puedes escribir comentarios al lado de cada tarea. Sea para especificar su importancia, o para reflexionar sobre ello. Recuerda esto no es un manual estricto que impondrás en tu vida, al contrario, es aprender a organizarte a tu propio ritmo y espacio personal. Porque al final el BuJo se convertirá en tu compañero de apoyo cuando sea que lo necesites.

¿Qué materiales necesitarás?

  • Un cuaderno BuJo.
  • Un lápiz con el que te encante escribir y que no deje manchas.
  • Kits de decoración como post it, destacadores, washi tapes, sobres para darle vida a tu organizador personal.

Tips

  • Utiliza frases cortas que simplifiquen y agilicen la lectura.
  • Puedes realizar colecciones a tus módulos principales. Por ejemplo, puedes escribir una colección sobre las películas que aún te quedan por ver de tu actriz favorita.
  • Enumera todas las páginas y las colecciones que quieras agregar debes registrarlas en el índice.

Quieres saver más sobre el bullet journal. No te pierdas la revista 182.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *